Preguntas frecuentes

Desde que somos pequeños, nos han dicho que los animales son seres de los que nos podemos aprovechar. Pero, aunque seamos diferentes en muchas cosas, tenemos en común algo que es pasado por alto a menudo: la capacidad de sufrir y disfrutar.

 

Si bien es cierto que nos escandalizamos con razón cuando un toro sufre en una plaza y cuando un perro es golpeado, ¿por qué no pensamos igual cuando es otro animal el que sufre o muere?


Desde hace tiempo, se intenta acabar con el racismo y el machismo. Es hora de rechazar también el especismo, es decir, la discriminación que sufren los animales que no son de la especie humana. El fin de esta injusticia solo podrá llegar cuando cambiemos la manera en que nos relacionamos con el resto de animales.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario. Las cookies usadas están configuradas de modo que afectan a comportamientos esenciales de la web. Para más información sobre las cookies usadas y como borrarlas, consulta nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.